martes, 21 de noviembre de 2017

La transición ha terminado

Lo primero que le dije a mi marido el domingo fue: “hoy van a haber sorpresas”. Estuve de apoderade frenteamplista, y cuando los primeros votos fueron para Bea, mi corazón saltó y malrrespiré el conteo entero. Vi al Frente Amplio ser primera mayoría, vi un gobierno del pueblo por primera vez desde la Unidad Popular. Sí, el pueblo, esa palabra indecible en la angosta faja; volviendo triunfal. Beatriz ganó en mi mesa y en la de al lado, y alrededor puros triunfos para la gran Bea Sánchez, y yo temblando frío, lloriqueando de estar viviendo un sueño antiguo y futuro, hasta que me llega el cómputo oficial. Y luego las actas, febriles actas de apoderade que ni un suspiro de tuiter, ni una muesca de instagram porque el conteo, el Giorgio, el arrastre y luego la música, los medios, el desgaste previsible de material. Ha nacido el oráculo: su nombre es Frente Amplio. Tiene veinte hijos glamorosos, y una Abuela: Elena Caffarena (ruega por nosotres y celebra la muerte de todas las erres de Chile: Larraín Zaldívar, Larraín por ti, Larraín Hernán y su hijo: el asesino).

martes, 29 de agosto de 2017

Vomistar

Quiebra su cadera gigante para encajarse de lado en el asiento que el compañero cola le trajo recién. Aterriza elefante rápido, saca la guata espúrea y me mira desde atrás de su pelo rubio teñido.

-¿Qué se le ofrece?
-Quiero terminar mi contrato con Vomistar.
-¿Usted es el titular de la cuenta?
-No.
-¿Trajo la documentación?
-Sí.

En voz alta lee sílaba por sílaba la declaración jurada simple, con la firma falsificada.

-Perfecto. Espéreme un momentito que voy a hablar con mi jefe, ¿ya?

Vuelve transformada: sus ojos ahora son azules de contacto, la guata se le redujo un minicentímetro, el pelo es dos tonos más claro. Se agarra un mechón pajiento de dura seca, lo da vueltas entre sus dedos.

-¿Y por qué quiere terminar su contrato?
-Porque el servicio que dan es como el hoyo: el internet es lento y se cae a cada rato, y el teléfono y el cable ni los usamos. Me están robando noventa lucas mensuales.
-Me temo que no va a ser posible terminarle el contrato. La declaración jurada tiene fecha de la semana pasada, eso no podemos aceptarlo; el carnet de la titular venció ayer, además está escaneado y no fotocopiado, ¿cómo no se le ocurrió?

Paul se acuerda de la primera vez que intentó terminar su contrato con Vomistar.

-Necesita traer una declaración jurada simple de la titular, sin eso no podemos hacer nada.

Luego bucea en la segunda venida, cuando llevó la declaración.

-Bien, pero le falta una copia del carnet de la titular firmado por ella. Sin eso no podemos hacer nada.

Y la tercera.

-Necesita traer el módem, el cable, el control remoto. Sin eso no podemos hacer nada.

Cuarta.

-Esta firma no coincide con la del carnet, no ve que le falta el punto arriba de la th.

-Es el colmo que me estén hueviando por ridiculeces como esa, ¡es terminar un pinche contrato de teléfono! ¡No es un ademán bancario, no voy a comprar una casa! ¡Déjame terminar el contrato con ustedes! ¡Yo he tenido muchos problemas con Vomistar, han dicho que me van a cambiar el módem y me han dejado sin internet por un mes, me están cobrando noventa lucas por un servicio que no uso y ni siquiera me dejan terminarlo! ¡Yo sé lo que te hizo tu jefe, yo sé lo que te dijo, sé que el jefe de su jefe de su jefe, sentado mirando el Atlántico en Washington, le ordenó no permitir ningún retiro desde Vomistarlandia Increpada, Transnazianal de Los Mil Mares, y aunque el hígado se me vaya a reventar de rabia, aunque la bilis se me suelte por los ojos, todavía estoy de pie y te aseguro, te digo, cuando el Pueblo vuelva, lo primero que haremos será cagar a Vomistar del Precipicio que mira al Mar.

sábado, 29 de julio de 2017

El Ano de la Suerte

Júpiter se expande hacia Sol, Sol lo mira y bailan, batallan house, la mirada quema en la gran mancha roja del crecimiento eterno, el fuego radia nutre, ahora es una cueca, vuelta, Júpiter persigue a Sol, Sol que se arranca, vuelta y Júpiter arranca mientras Sol persigue, el espacio entre ambos se hunde en sí mismo, es demasiada nada para tanta materia, demasiada nada para nada, un hoyo sin fin abriéndose justo entre medio de les des, la danza de los rojos que se aman y se odian y producen el Ano de la Suerte Universal.

lunes, 24 de julio de 2017

Les dinosauries fundaron Valparaíso

Les dinosauries de todos los colores fundaron Valparaíso allá por la Segunda Venida, mil años antes de la invasión. Sus espíritus revueltos, infestivos, vomitadores de cultura hedionda a vagina y perro mojao todavía nutren el ambiente invisible de las fantasmas, que Neruda, con toda su cursilería y su leninismo, jamás intuyó.

viernes, 16 de junio de 2017

Reguetonera

Llegó al café literario, subió al segundo piso y vio ocupados los puestos de la mesa larga, así que avanzó hacia las mesas chicas de más atrás. Todas eran para cuatro personas, y en cada una de ellas había dos humanes, lo más lejos posible sentades une en diagonal al otre, como si sentarse frente a frente fuera demasiada intimidad. Se divirtió al ver que justo al lado del lugar vacío, en diagonal a un hombre de treinta-cuarenta que suspiraba horriblemente, con una cuaja en su corazón y que le miraba de reojo; justo al lado del vacío estaba un hombrón de edad indefinible, masculinamente sentado con las patas bien abiertas, apenas una polera con el frío que hacía, una parka reguetonera abierta sobre el pecho, absorto en su celular, perfumado y sin embargo sobre su perfume sobresalía su propio olor, refrito en el pico, en los cocos, en el hoyo del culo, y agradeció quedar sentada justo en el pico, en el pico vuelto hacia dentro de ese espacio suscitado al lado del machito latino. Orgullosa sacó su computador rasca y se instaló. El machito acabó, se paró y se fue. No le dijo chao.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Invierno chileno

Todos los días una luz gris que nos impregna y nos encierra en nuestras casas, más congeladas que la calle. Así es Chile. No preparado para su propio invierno, de puro pobre, de puro que no nieva, de puro que qué tanto, si igual podemos pasar el invierno cagaos de frío tomando té hasta quemarnos la garganta. Esa misma garganta inflamada por los rotavirus que nos mantienen en cama, acelgas recocidas a media batería mientras los glóbulos blancos languidecen. Ya no sé si es jueves o martes, todos los días esa maldita luz gris, que mejor fuera negra para mandarnos a todos a la chingada y ya, bonita muerte colectiva, pero no, tiene que ser gris la conchasumadre, bien gris para que podamos apreciar nuestro propio deterioro: conforme avanza el invierno aparece el herpes, las verrugas, los tajos en las manos y en la cara, de puro frío chileno no más poh, de puro que los glóbulos blancos no se la pueden contra la manada que nos destroza, todos los días una luz gris.

domingo, 14 de mayo de 2017

Salvación

De forma programada, fueron naciendo menos y menos niñes en cada nueva generación de humanes, con lo que se consiguió disminuir la población hasta el mínimo indispensable y salvar el planeta.

miércoles, 19 de abril de 2017

Censo

El colombiano del frente está en su balcón. Medita exhibiéndose en poses griegas, con su magnífico torso descubierto, inclinado cuarenta y cinco grados hacia el cielo. Un pene erecto. De repente, se deja caer melodramáticamente. Su pecho queda detrás del balcón, pero no sus brazos, del ancho de su cabeza, colgando uno al lado del otro, en un triángulo que no alcanza a realizarse y sus ojos pequeños y almendrados envolviendo una nariz fina, el rostro triangular, anguloso, suave, con orejas circulares, no demasiado femenino en sus cejas portentosas, en su barba abundante y bien afeitada. Ladea la cara y me dice grindr, quierosexo, véngase pa acá, estira la trompita adelgazando aún más su cara. Luego se para, contrae un pectoral o dos y se mete al departamento. Por lo menos saldrá en strapless, pienso, pero no, baja con su hijo y su señora a comprar empanadas. No existe otra cosa el día del Censo. Todos los lugares cerrados, el supermercado, el mercado, la Vega, los chinos, los indios, los tailandeses y los mojojojo. Menos el Papi Pizza, relleno total, su dueña sentada detrás de la caja asegurando que va a haber pan toda la noche, que no cunda el pánico porque ellos, los Papi Pizza, van a alimentar a todos. Y mientras vuelvo y me como una empanada, aunque Colombia ya no esté más, igual me lo imagino frente a mí, sólo su rostro flotando hologrameado, mientras me voy a la chucha con el mejor orgasmo de las últimas cuarenta y ocho horas, cerrando los ojos, teniéndolo, desprendiéndome de los alemanes bizarreantes de tambler.

jueves, 13 de abril de 2017

Jueves de Cáscara

Me encantan las religiones. Pero el catolicismo es una cáscara vacía, drenada de contenido. Maldice el cuerpo, practicando la maldad que tanto dice combatir. Yo desde chique conversé directamente con dios. Me enseñó mi mamá, que siempre le ha hablado a dios en la cara. Fervorosa, acostada en su cama viendo Puente Viejo.